13/04/18

Los stands modulares para ferias son soluciones rentables, inteligentes y atractivas. El montaje de stands de este tipo es muy sencillo y permite una gran adaptabilidad a distintos espacios. Además, permite que el montaje pueda ser llevado de manera más eficaz, facilitando así la rentabilidad del evento así como su rápido montaje y desmontaje. Existen muchos tipos de stands y espacios que pueden llevarse a cabo en una feria de manera más cuidada y elaborada, pero los stands modulares son principalmente la opción más económica y fácil, tanto de montar como de transportar.

 

Qué es un stand modular y en que situaciones utilizarlo

Qué se conoce como stand modular

Un stand modular para ferias es una estructura fabricada con materiales poco pesados, considerablemente más ligeros de los utilizados en la construcción de stands tradicionales. Estos se instalan de forma muy sencilla y versátil.

Por qué elegir un stand modular para tu negocio

Un stand modular es una buena elección para aquellos negocios que no puedan o no quieran realizar una gran inversión en este ámbito y aun así deseen mostrar una imagen profesional, atrayente y que se adapte a diferentes espacios de exposición. Si es tu caso, explora sus posibilidades; puede ser la solución ideal para tu negocio.

Al poder ocuparse los propios empleados del negocio en su montaje y desmontaje del stand modular, el ahorro de costes se reduce de forma importante. Y en caso de necesidad o de querer actualizarlo al cabo del tiempo se pueden añadir diversos módulos posteriormente si así se desea.

En qué situaciones utilizar un stand modular para ferias

Los stands modulares son ideales para su uso en recintos feriales cerrados así como en eventos bajo techo y en exposiciones en las que el espacio de exposición para cada marca sea reducido. En realidad, según el diseño de stand modular que elijas y los distintos módulos con los que cuente, podrás prácticamente cualquier tipo de espacio expositor o ferial.

Un stand modular es muy versátil y puede emplearse, además, en otro tipo de situaciones. Por ejemplo si estás pensando montar corners en centros comerciales o en otro tipo de espacios y no puedes permitirte una solución personalizada para cada ubicación concreta.

 

Qué tener en cuenta al decidirte por un stand modular

Flexibilidad y adaptabilidad

Valora que puedas combinar distintos elementos y que puedas utilizarlos o no en función del espacio expositor en el que se ubicará. También es interesante que tengas en cuenta si podrás añadir nuevos elementos modulares a medida que tu negocio crezca y puedas asumir espacios expositores de mayor tamaño o para eventos concretos que así lo precisen.

La adaptabilidad a distintos tipos de espacios es un punto importante que debes tener en cuenta para poder mostrar siempre un stand visualmente atractivo y que llame positivamente la atención del público.

Facilidad de montaje

Es una de las cuestiones por la que un stand modular es muy rentable, así que es importante que te decidas por soluciones sencillas en este aspecto.

Facilidad de personalización

Que te decidas por un stand modular no quiere decir que elijas un diseño impersonal ni aburrido. Decídete por soluciones cercanas, que te permitan interactuar con los visitantes y mostrar en cada feria o evento aquella oferta o área de tu negocio que más te interese. Y, por supuesto, asegúrate de que el nombre y/o logo de tu marca sea claramente visible.

Cuestiones como que la rotulación sea bien visible, que disponga de espacio para pantallas o para la exposición de productos si tu negocio así lo precisa, son de gran importancia. Es necesario que el stand modular se adapte a las necesidades de tu negocio de modo que puedas sacarle el rendimiento que deseas en cada espacio expositor.

 

Ventajas de un stand modular: una solución rentable

 

Permite la reutilización de los materiales

Esto es una gran ventaja desde diferentes ángulos. Principalmente, desde el punto de vista de la rentabilidad, ya que invertirás una vez y podrás utilizar tu stand en un gran número de ferias y exposiciones diferentes. Pero también desde el punto de vista medioambiental. Seas o no una empresa eco, con este tipo de solución contribuirás al cuidado del medio ambiente.

Acorta tiempo

El montaje y el desmontaje de un stand modular es mucho más rápido y fácil que con otro tipo de stands para ferias. Podrás ponerlo en marcha rápidamente y recoger también de manera rápida. Esto también supone un ahorro monetario en cada feria.

Es cercano y amigable

No impondrá al visitante y le ayudará a sentirse cómodo al acercarse e interesarse por tu negocio. Facilita la cercanía y la atención personalizada. Esto te permitirá mostrar tu oferta al visitante de tú a tú y así mejorar la consecución de los objetivos que te marques para la asistencia a cada feria.

Es flexible y adaptable

Te permite adecuarlo a cada espacio utilizando los módulos que te interesen para crear el tipo de stand indicado para cada feria o evento.

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, valora si un stand modular es la solución más adecuada para tu negocio. Solicita información al respecto y toma la decisión más rentable para tu empresa.

< >